Los ritmos de la naturaleza y el calendario biodinámico

The Rhythms of Nature and the Biodynamic Calendar
En la naturaleza podemos reconocer numerosos ritmos. Podríamos decir que la vida natural está impregnada de ritmo y que el ritmo es uno de sus elementos más definitorios. Está el ritmo del día y de la noche, el ritmo de las estaciones, el ritmo de las mareas, etc.

Podemos observar ritmos muy cortos, que duran sólo unos minutos, como la respiración y los latidos del corazón, así como ritmos muy largos, como el crecimiento de grandes árboles. También podemos apreciar la belleza de cómo cada ritmo se sincroniza e integra con otros en lo que podríamos describir como la danza de la vida.

Estos ritmos, que caracterizan la vida de las plantas, los animales y los humanos, son muy importantes en la agricultura, y su conocimiento y gestión puede ser una herramienta fundamental para lograr buenos rendimientos agrícolas.

El calendario biodinámico para la siembra, el cultivo y el trasplante, utilizado en la agricultura biodinámica, se basa en el conocimiento no sólo de los ritmos de las plantas y los animales, sino también de los ritmos cósmicos, que influyen tanto en las plantas como en los animales.

Los ritmos agrícolas han estado marcados durante mucho tiempo por festividades religiosas específicas en casi todos los países del mundo. En Italia, por ejemplo, tenemos a San Martín en noviembre, que marca el inicio del año agrícola, y Santa Lucía en diciembre, que indica la época más oscura del año, hasta San Lorenzo en agosto, que marca el final del verano para el agricultor. .

Cada uno de estos momentos es propicio para la realización de determinadas prácticas agrícolas, y seguir estos ritmos facilita el trabajo del agricultor.

En la agricultura biodinámica estos ritmos se estudian desde hace casi cien años y, a través de la experiencia de muchos agricultores, se han desarrollado pautas útiles para el cultivo y la ganadería. Cada año, el calendario biodinámico se elabora a partir de datos astronómicos, que varían cada vez.

Entonces, ¿cómo podemos reconocer estos ritmos, que son tan importantes para la vida en la Tierra, a pesar de tanta variabilidad?

La experiencia ha llevado a los agricultores no sólo a reconocerlos sino también a poder predecirlos hasta cierto punto. El calendario biodinámico proporciona así indicaciones que pueden ser interpretadas por expertos y también sugerencias para quienes aún no tienen mucha experiencia.

Es importante tener en cuenta que en lo que respecta a las influencias cósmicas sobre las plantas, existen prioridades, es decir, se deben considerar primero algunos cuerpos celestes.

El Sol es el cuerpo celeste fundamental que determina las estaciones y la alternancia del día y la noche. También determina el crecimiento, la maduración y, en última instancia, la muerte de las plantas. El Sol genera la síntesis de azúcares y almidones en las plantas, por lo que se le debe prestar especial atención. Es importante sembrar y trasplantar en la estación correcta y preferiblemente en un día en el que brille el sol, incluso si se siembra en invernadero. El efecto del Sol es evidente pero cambia en calidad y cantidad según la latitud y la geología del suelo. Por tanto, la calidad de una influencia es crucial para la maduración de los frutos y de los racimos de uva. Además, las constelaciones detrás del Sol durante el año también favorecen el desarrollo de unas cualidades organolépticas frente a otras.

Sin embargo, la Luna, con sus rayos luminosos, también es capaz de impartir un impulso cualitativo a las plantas, favoreciendo o inhibiendo la calidad de cada órgano, como por ejemplo provocando que las lechugas florezcan antes de tiempo. La Luna juega un papel importante a la hora de favorecer las cualidades de una raíz sobre una hoja, una flor o un fruto.

En la agricultura biodinámica no sólo consideramos aspectos cuantitativos sino también las cualidades de la uva que producirán un vinagre lleno de fuerzas vitales con cualidades organolépticas únicas y de alto nivel. Estas cualidades derivan de un cultivo que sigue ritmos naturales en armonía entre la Tierra y el cosmos.**

Artículos Relacionados

Ver todo
  • Winter Pruning in the Vineyard: A Key Operation

    Poda de invierno en el viñedo: una operación clave

  • Nature as a Teacher for Biodynamic Farming Practices

    La naturaleza como maestra de prácticas agrícolas biodinámicas

  • The Biodynamic Agricultural Organism

    El organismo agrícola biodinámico